¿Por qué es importante tomar un curso de manejo para moto?

Desde hace más de 10 años ando en motocicleta.

Empecé manejando una Dakar 650, por cierto, es una de las mejores motos que he montado ya que fue bastante noble para mi falta de experiencia.

 

Durante 12 años entrené ciclismo de montaña, así que desplazarme en un vehículo de dos ruedas no era nada nuevo para mí, mucho menos fuera de carretera.

 

Como buen latino autodidacta, sabelotodo, “macho que se respeta”, jamás pasó por mi mente tomar un curso de manejo.

 

Mi primer experiencia en manejar moto fue la siguiente:

 

Papá: ¿Sabes andar en moto?

Yo: Sí!!! ¿Cómo preguntas eso?…

Palanca izquierda: clutch.

Palanca derecha: freno.

Pie izquierdo: cambios, todos para arriba!

Pie derecho freno trasero.

¿Me equivoco en algo?

Papá: (silencio durante 3 segundos)… bueno. Dale ¡con cuidado!

 

En los primeros 20 metros al salir de la casa casi me atropella un carro. Al regresar de mi primer vuelta en moto y recibí la respectiva regañada pero fue cuando realicé lo apasionante que es andar en moto.

 

Ahora considero que, si hubiera tomado algún curso de manejo básico, me abría ahorrado muchas de las situaciones que viví. Una de ellas fue hasta ser atropellado por un carro; éste se dio a la fuga por supuesto. También me hubiera ahorrado mucho dinero ya que al conocer cómo funciona una moto hubiera sabido que es una herramienta a mi favor. Al tener estos conocimientos básicos hubiera aprendido a cómo acelerar en una curva, cómo balancear la moto correctamente en el tránsito y así no botar la moto y algo tan sencillo como frenar correctamente y no gastar tan seguido en pastillas.  

Luego de bastantes años y experiencias de usar moto, les comparto las razones por las cuales les recomiendo tomar un curso de manejo:

 

1. No nacemos manejando moto. Deja que un instructor con experiencia te transmita su conocimiento ya que hay detalles que sólo de esa manera aprenderás.

 

2. Te sentirás más seguro. Cuando recibes un curso, realizas que tan expuesto estas cuando te metes a manejar en el tráfico. Es normal estar nervioso, mucho más en el tráfico actual. Un instructor te dará varias soluciones para calmar tus nervios.

 

3. Aprende a dominar la moto. Hay una gran diferencia entre manejarla y dominarla, deja que alguien con conocimiento te guíe por este proceso.

 

4. Aunque sepas manejarla, recuerda que la moto es: práctica. Puedes ser un piloto experimentado pero a veces tienes “malas costumbres” o simplemente necesitas mejorar en tu técnica. Todo esto se logra con práctica bajo supervisión correcta.

 

5. Andar en moto implica tomar decisiones, decisiones bajo presión. Más riesgo: más decisiones. En un curso de manejo podrás hacer ejercicios que simulan estas situaciones. Deja que un instructor profesional te guíe en los distintos procedimientos correctos para estar a salvo siempre.

 

6. Busca un profesional. En Latinoamérica todos son ingenieros o doctores o físicos nucleares… todos creen saberlo todo!

En caso decides tomar un curso de manejo de moto, elije bien al instructor que imparte el curso, investiga su experiencia, si está preparó para instruir y quien lo avala.

 

Pero de todo, lo más importante es, disfruta tu moto. Todos los días se aprende algo nuevo. Yo soy un piloto que su estilo de vida es “la moto”. Mi recomendación es que te capacites para tener miles o millones de kilómetros seguros.

Vive tu moto, disfrútala, gózala y recuerda: #usatumoto